Suelo radiante

Jeloal es hoy por hoy un experimentado instalador de suelo radiante en combinación con diferentes sistemas de calentamiento/enfriamiento, ya se trate de geotermia, aerotermia o de siatemas más convencionales.

En nuestros proyectos valoramos las distintas opciones con el fin de poder tomar la decisión más ventajosa.

¿Qué es el suelo radiante?

Está constituido por una red de tuberías distribuidas uniformemente bajo el pavimento, por las cuales circula agua, consiguiéndose en el ambiente una temperatura altamente homogénea y confortable en invierno y verano.

Su funcionamiento es fiable y está perfectamente comprobado desde hace más de 40 años, sobre todo en países del norte y centro de Europa.

Funcionamiento del sistema
  • EN PERIODO CALEFACCIÓN
    La impulsión de agua a baja temperatura (35-40ºC) a través de los circuitos de tuberías situados bajo el pavimento correspondiente y bajo la capa de mortero, cuyo espesor debe situarse entre los 3 y los 5 cm. La emisión de calor por parte del agua aporta el calor necesario para calefactar la vivienda.

    Al distribuirse el calor desde el suelo, se consigue un gradiente de temperaturas ideal para el confort humano, manteniendo los pies calientes y la cabeza fresca.

    Este gradiente de temperaturas favorece, además, el ahorro energético; ya que con los sistemas de calefacción convencionales el aire caliente tiende a situarse cerca del techo, cuando las mayores necesidades térmicas se sitúan en la parte inferior de las estancias. Así pues, calentando desde la superficie del suelo se cubren estas necesidades sin tener que calentar el aire situado en la parte superior de forma innecesaria y ahorrando energía.

  • EN PERIODO REFRESCAMIENTO
    La misma instalación de suelo radiante para calefacción puede emplearse para refrescar el ambiente en las estaciones más cálidas, haciendo circular el agua a través de los circuitos de tuberías a una temperatura en torno a los 17ºC, que absorberá el exceso de calor de la estancia aportando una agradable sensación de frescor. Para llevar a cabo la climatización por suelo radiante/refrescante es necesario que el sistema se base en una bomba de calor geotérmica, bomba de calor convencional o en un sistema de caldera y enfriadora, ya que éstas aportarán calor en las épocas más frías y frío en las épocas más cálidas.
Ventajas
  • Confort ambiental de máximo nivel (distribución uniforme de la temperatura horizontal y verticalmente, ausencia de corrientes de aire y de circulación de polvo, funcionamiento silencioso)
  • Consumo energético eficiente por toda la vida útil del edificio (temperatura de confort inferior con respecto a la temperatura de los sistemas tradicionales de radiadores, para un ahorro de energía igual al 7÷8% por grado menos de Taire)
  • Clima ideal en todas las estaciones, puesto que una única instalación es ideal para la calefacción en invierno y la refrigeración en verano
  • Gracias al funcionamiento con agua a temperaturas menos extremas, es ideal en combinación con generadores de alta eficiencia (como calderas de condensación y bombas de calor) y permite el uso eficaz de fuentes renovables (como energía geotérmica y solar térmica).
  • Máxima libertad arquitectónica, gracias a la ausencia de terminales en el ambiente
  • Sin necesidad de mantenimiento
  • Para nuevas construcciones y para reestructuraciones, en los sectores tanto residencial como terciario/industrial

Marcas

© Copyright - Jeolal | Diseño web TerritorioWeb.es